Archive for the ‘El matemático de la semana.’ Category

El matemático de la semana. 26 de enero de 2015

26 enero, 2015

1. Nací en una familia aristocrática británica. Mi juventud fue muy solitaria porque estaba muy centrado en la religión y las matemáticas.

2. Estudié y fui profesor en Cambridge.

3. Estudié los fundamentos de las matemáticas. En particular teoría de conjuntos. Hay una paradoja que lleva mi nombre.

4. Estoy considerado como el padre de la filosofía analítica.

5. Durante la I Guerra Mundial formé parte de un grupo de intelectuales activistas por el pacifismo. Eso me supuso prisión y mi despedida del Trinity College de Cambridge.

El matemático de la semana (10 noviembre 2014)

10 noviembre, 2014

1.- Mi corta vida transcurrió en Francia en una época de grandes cambios.

2.- Por mis ideas políticas fui expulsado de la universidad.

3.- Me interesé por la resolución de ecuaciones de quinto grado. Existe toda una teoría matemática que lleva mi nombre.

4.- Aunque esté mal que lo diga yo, estoy considerado como un genio de las matemáticas.

5.- Mi vida tuvo un final trágico, debido a un triángulo amoroso, fui retado a duelo.  Mi oponente era un gran espadachín y sabía que iba a morir. La noche anterior al duelo estuve escribiendo muy deprisa todas mis investigaciones y tuvieron que pasar algunos años para que los matemáticos pudieran entenderlas.

El matemático de la semana (20 de octubre de 2014)

20 octubre, 2014
Empezamos con una matemática.
1.- Mis padres siempre intentaron quitarme de la cabeza mi afición para las matemáticas ya que “las matemáticas no eran apropiadas para mujeres”.
2.-Yo continué estudiando matemáticas en secreto por la noche, pero mis padres escondieron mis libros de matemáticas, me quitaron las velas de mi habitación, apagaron el fuego y se llevaron mis ropas.
3.- Entre mis contribuciones a las matemáticas, se incluye un trabajo sobre el último teorema de Fermat (lo probé para cualquier primo menor que 100 con ciertas hipótesis) y artículos en acústica, electricidad y teoría de números.

4.- Aunque a las mujeres no les estaba permitido asistir a las clases de matemáticas de la École Polytechnique, encontré una manera de estudiar los apuntes y pude mantener correspondencia con matemáticos famosos utilizando un seudónimo.

5.- Al final, Gauss, uno de los matemáticos con los que me carteaba utilizando el seudónimo “Antoine-August Le Blanc”, descubrió mi verdadera identidad e hizo gestiones para que pudiera recibir un título honorario en la universidad de Gotinga, pero fallecí antes de recibirlo de un cáncer de pecho a los 55 años.